Asociación Berciana de Amigos del Ferrocarril   

 
    << Volver al índice de artículos
   

   

 Descripción de la línea de vía ancha Palencia - A Coruña

Daniel Pérez Lanuza

      La línea Palencia – La Coruña entra en la provincia de León unos centenares de metros antes de la estación de Sahagún. Desde Palencia hasta esta localidad leonesa, el ferrocarril ha ido salvando oblicuamente y sin grandes obras de fábrica los suaves relieves de los arroyos secos de la meseta castellano-leonesa. 

     La línea desde su inicio es de vía doble electrificada. A la salida de la estación de Sahagún dicha vía doble se bifurca en dos vías sencillas (Pero de un único sentido cada una de ellas, puesto que la línea no está banalizada) salvando varias carreteras mediante pasos elevados. Desde allí y hasta León, la orografía se complica muy levemente, pero los valles de los ríos a cruzar ya están más definidos. Calzada del Coto, El Burgo Ranero, Santas Martas, Palanquinos y Torneros son las estaciones más importantes del tramo, y la obra de fábrica más destacable es el puente sobre el Río Esla. 

     En León, la continuidad directa de la vía doble de esta línea  se encamina hacia Asturias, por la línea León – Gijón. La Palencia – La Coruña sale, ya en vía sencilla, paralela a ésta hasta las afueras de León, donde toma rumbo sur y posteriormente Oeste, encaminándose hacia Astorga. 

     El tramo hasta Astorga discurre igualmente entre grandes rectas, salvando perpendicularmente valles muy suaves. Se llega a la capital Maragata ascendiendo por el valle del Río Tuerto en paralelo a la ahora abandonada línea de Plasencia a Astorga. Las estaciones más importantes del tramo son Quintana – Raneros, Villadangos, San Martín, Veguellina de Órbigo, Barrientos y Nistal. Al igual que en el tramo anterior, sólo existe una obra de fábrica importante, que es el puente sobre el Río Órbigo. Este puente fue derribado en 2001 por unas riadas, siendo construido uno paralelo preparado para doble vía que es el actualmente en servicio. 

     Desde Astorga se dejan atrás las suaves llanuras de Castilla y se comienza a ascender a Brañuelas, atravesando las estaciones de Magaz y Porqueros. Brañuelas es una estación muy grande para el tamaño del pueblo. Aquí era donde se realizaban los cortes de trenes y finalizaban las dobles tracciones del puerto. Poco después de la estación se encuentra el primer túnel de la línea, que es además la divisoria de las cuencas del Duero y del Miño. Comienza después una sucesión de túneles que no tendrán fin hasta la llanura berciana, a unos 500 metros de altitud, 300 menos que la meseta castellana. 

     En su descenso desde los 1000 a los 500 metros de altitud, la línea se repliega sobre si misma rodeando una montaña, dando lugar a un trazado en planta en forma de bucle o lazo, que se cierra en su parte inferior con el túnel Nº16, llamado precisamente “El Lazo”, que es totalmente recto. Esta es la parte más espectacular del trazado por tierras leonesas. 

     Llegada la línea al fondo del valle en Torre del Bierzo, tras pasar las estaciones de Folgoso, La Granja y Albares, se continúa hacia Bembibre, en donde se vuelven a encontrar alineaciones rectas y pendientes nulas que permiten aumentar la velocidad de los trenes. Poco antes de llegar a Ponferrada, el macizo granítico de Montearenas crea de nuevo una sucesión de túneles en paralelo al cañón del Río Boeza hasta llegar a la capital berciana. Desde Bembibre la única estación existente es San Miguel de Las Dueñas, en donde existía un corto ramal de 2 km. Hacia los cargaderos de mineral de hierro de los cotos Wagner y Vivaldi. 

     Desde Ponferrada y hasta Toral de Los Vados la línea retoma las características iniciales de grandes rectas en llano, atravesando de nuevo perpendicularmente los afluentes del Río Sil, y las estaciones de Dehesas, Posada y Villadepalos. 

     En Toral de Los Vados se inicia el ramal de Villafranca de El Bierzo. Desde Toral, la línea continúa hacia Galicia, saliendo de la provincia de León poco antes de la estación de Covas, siguiendo en todo momento el cauce del Río Sil, que en este tramo se encuentra de continuo embalsado.

 

 Esquema de la rampa de Brañuelas, con el trazado en forma de Lazo y las estaciones de La Granja y Albares. Daniel Pérez Lanuza.

  
   << Volver al índice de artículos