Asociación Berciana de Amigos del Ferrocarril   

 
    << Volver al índice de artículos
   

   

 Cinturón verde de Oviedo (BT Nº5):

Miguel Sáenz de Santa María

No disponemos de fotos digitalizadas sobre este artículo.

 CINTURÓN VERDE DE OVIEDO
Una gran actuación urbanística y ferroviaria. 

            En 1992 como fruto de acuerdos entre el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Oviedo se crea la Sociedad Cinturón Verde de Oviedo. Su objetivo es llevar a cabo una de las mayores actuaciones urbanísticas de los últimos años en España, casi comparable, en presupuesto y repercusión, a las efectuadas en Barcelona y Sevilla con motivo de los acontecimientos del ‘92.

            La modificación de las infraestructuras ferroviarias en el casco urbano de Oviedo y alrededores, la reubicación de las estaciones de ferrocarril, la liberación de grandes zonas de espacio lineal en el corazón de la ciudad y creación de otras nuevas, construcción de apeaderos en las cercanías de Oviedo, traslado de los talleres de conservación de RENFE y FEVE a otros concejos limítrofes son varias de las obras afrontadas y cuya culminación está llegando en este año. Otras obras, como la creación de la esperada estación de autobuses tendrán que esperar un tiempo, pues se comenzarán al termino de las actuaciones sobre el ferrocarril. 

Actuaciones FEVE

            Hasta los años 80 Oviedo contaba con tres estaciones de ferrocarril, la del “Norte” o de RENFE, la de “Económicos” y la del “Vasco”, pertenecientes estas dos a FEVE. A comienzos de los 80 se derribó, por vieja e insegura, la centenaria estación del Ferrocarril Vasco-Asturiano, situada en pleno centro de Oviedo, pero con unas condiciones morfológicas que lo hacían un lugar muy propicio para atracos (tenía una escalinata interior de no menos de 50 escalones, oculta desde la calle).

            Dicha estación fue sustituida por un apeadero colocado a unos de 150 metros de la antigua ubicación, denominado “Jovellanos”. A pesar de esta actuación, las vías seguían amordazando la ciudad en su zona centro, produciendo grandes barreras urbanísticas y separando barrios de la cuidad, en lo que se dio en llamar “Cinturón de Hierro”.

            Según podemos ver en el gráfico, las vías de FEVE, en su práctica totalidad sin enterrar ni ocultar, rodeaban al casco antiguo y la catedral, y los talleres FEVE ocupaban una gran extensión en una zona muy céntrica. Además, la conexión entre las dos estaciones de FEVE, atravesaba tres calles importantes de Oviedo, por medio de puentes sobre ellas. Como triste ejemplo sirva la calle Llano Ponte, que tenía que ser de sentido único debido al cuello de botella que el puente, de unos 4 metros de luz, suponía para el tráfico. En este tramo también se encuentra la calle Picasso, peatonal, que estaba ocupada en su centro por un gran muro elevado que soportaba las vías, la calle General Elorza, atravesada por un doble puente en su confluencia con Avenida de Pumarín, o la calle Víctor Chávarri, entrada natural de la ciudad, también atravesada por otro paso elevado de vías.

            La Estación que fue de Ferrocarriles Económicos, absorbida hace mucho tiempo por FEVE, Estaba situada al lado de las vías de RENFE pero unos 5 metros más baja, de manera que entre ambas formaban una doble barrera geográfica para el barrio que quedaba por detrás de ellas, denominado Ciudad Naranco. Retirada de los núcleos de actividad de la ciudad y en estado lamentable, el edificio principal que databa de principios de los sesenta fue derruido en poco más de cuatro días, momentos que se  recogen en este reportaje.

            Por si fuera poco, la salida hacia Santander del ferrocarril terminaba por provocar un paso a nivel en una calle de Oviedo, Bermúdez de Castro, barrera que ya ha sido desmantelada.

            Por decirlo de manera sencilla, la operación Cinturón Verde consiste, en su vertiente ferroviaria, en modificar la relación de las vías con el núcleo de la ciudad, pasando de una estructura circundante a una estructura tangente, en la que la línea básica del trazado ferroviario se unifica para los dos anchos de vía, constituyendo una única estación de vías paralelas, RENFE-FEVE; éste es el hecho principal, y la nueva estación con sus alrededores, la edificación más emblemática de todo el conjunto.

            Las vías de FEVE aprovechan, en parte un trazado de RENFE en desuso, y otra parte son nuevas. La salida hacia el este (Santander) es de nueva construcción hasta Colloto, unos 7 kms de vía que pasan bajo la autopista de Gijón-Avilés y que se ha construido doble y electrificada. En la dirección opuesta, se transforma el trazado de vía ancha hasta el vecino pueblo de Trubia, donde se ha construido un puente sobre el río Nalón que enlaza las dos plataformas existentes. Este nuevo trazado, de 10 kms sustituye a un viejo trazado de FEVE de 16 kms que pasaba por muchos pueblecitos al lado del Nalón, entre ellos una estación bien conocida de los montañeros ovetenses, Fuso de la Reina, punto de partida de buenas excursiones por la montaña más cercana a Oviedo. Este trazado, sin embargo no va a caer en desuso; ya se ha inaugurado la senda para caminantes y ciclistas que, aprovechando puentes y túneles, parte del mismo casco urbano de la capital y llega a la citada estación de Fuso de la Reina.

            En el trayecto de Oviedo a Trubia se han construido además, 4 nuevos apeaderos, uno en el mismo casco urbano y otros tres en nuevas zonas de expansión de la ciudad. En cuanto a los talleres, antes situados a escasos 400 metros de la catedral, han sido trasladados al nudo de El Berrón, lugar donde confluyen las líneas de FEVE Oviedo-Santander y Gijón-Laviana. Su espacio será ocupado por un gran bloque de viviendas con forma de “U” con un centro comercial en sus bajos, y una zona ajardinada a su alrededor.

            Por último y como actuación más visible está la nueva  estación de FEVE situada en una zona ocupada por las vías de depósito y tránsito de la estación de RENFE. Esta estación aunque modesta cubre suficientemente las necesidades de la empresa en Oviedo, está técnicamente bien equipada y se encuentra en un lugar mucho más accesible y concurrido que los anteriormente ocupados, lugar que mejorará cuando se construya, adosada y comunicada con ésta, la estación de autobuses que Oviedo necesita.

 Actuaciones RENFE

            RENFE no ha variado en nada su trazado salvo la eliminación de su línea a Trubia y la desaparición del casco urbano de los talleres, sustituidos por unas nuevas instalaciones en construidas en Lugo de Llanera, pero las instalaciones de su estación han sido totalmente transformadas. Para empezar, y en la línea de las estructuras, la renovación de un puente sobre la calle de entrada a Ciudad Naranco, modificando por completo su estructura que condicionaba la existencia de un tercer carril para vehículos debido a sus pilares centrales, hoy desaparecidos, fue un primer paso importante. El levantamiento de seis vías destinadas a almacén y maniobras de la propia estación original para dejar espacio a las vías de ancho métrico y a los servicios de la nueva estación conjunta fue parte de la actuación más llamativa de toda la operación.

            Un hecho que afectó a los ciudadanos fue el desmantelamiento del Viaducto Ingeniero Marquina, conocido popularmente como “La Pasarela” (en primer plano en la foto de la antigua Estación RENFE).Este paso elevado ha sido sustituido por una estructura mucho más ambiciosa, denominada “Losa” que en su parte sobre Avenida de Santander ocupa exactamente el mismo lugar que su predecesora, pero se prolonga sobre las vías y toda la Estación, ocultándolas a lo largo de más de 600 metros hasta el conocido como “puente de La Argañosa”. Los caprichos de la política han querido que esta losa se llene de fuentes, nada menos que ¡nueve! Dos más grandes en sus extremos y siete menores a lo largo de todo el paseo.

            Esta estructura termina en la Plaza de la Estación, una gran bóveda que cubre las dos entradas a las vías de las dos empresas del ferrocarril, en la figura, a la izquierda está la entrada de FEVE y a la derecha la de RENFE.

            La renovación de la estación incluye una redistribución de los espacios comerciales, la implantación de un nuevo sistema de información a los viajeros, la colocación de dos dispensadores automáticos de billetes de cercanías y canceladores de bono-tren para estos mismos servicios. Se ha aprovechado además para elevar los andenes unos 15 cm para adaptarse a las nuevas alturas de las plataformas de viajeros y así facilitar el acceso a los vagones. Las instalaciones se completan con varias escaleras mecánicas y ascensores que comunican el nivel de las vías con una plataforma intermedia que sirve de comunicación entre los diversos andenes de RENFE y FEVE, eliminando así los lúgubres e inseguros pasos subterráneos que comunicaban los andenes.

Nuevos espacios urbanos

            Con la operación Cinturón Verde, Oviedo recupera más de 300.000 m2 de espacio que destinará en su mayor parte a equipamiento y espacios viarios y peatonales. El equipamiento más esperado y llamativo será la estación de autobuses, que según el proyecto se hará con un aparcamiento subterráneo de dos plantas bajo ella y estará comunicada por una pasarela cubierta con las estaciones de ferrocarril. Esta estación es una auténtica necesidad en Oviedo, que sólo dispone de una estación antigua y deprimente para la “casitodopoderosa” ALSA y un rosario de micro-estaciones repartidas por todo Oviedo de las demás empresas, mucho más pequeñas, que aún sobreviven al empuje de la empresa de José Cosmen Adelaida. La dispersión de estaciones va en claro detrimento de los viajeros que encuentran grandes dificultades para combinar diversos medios de transporte. La creación de este nudo de comunicaciones en esta zona va a condicionar a su vez el diseño de las líneas de autobús urbano, que trasladarán su centro neurálgico, ahora en la calle Uría, a esta nueva zona que hará de “intercambiador” siguiendo el modelo de las grandes ciudades.

            El trazado de las vías de FEVE se destinará en parte a paseo peatonal, como la zona entre las antiguas dos estaciones, o para constituir un nuevo vial que sirva de enlace con la autopista de Gijón y Avilés, que será utilizado por los autocares de línea en su trayecto hasta la estación.

            Otras zonas se utilizarán para completar el tejido urbano, es decir, para eliminar solares sin construir en medio de dos edificios. También queda por indicar que el espacio del apeadero  FEVE-Jovellanos está destinado a equipamiento municipal, aunque aún está por definir cuál será la utilidad del edificio que allí se construya, barajándose la posibilidad de dedicarlo a palacio de congresos y exposiciones. 

Conclusión

            Las estructuras ferroviarias de Oviedo necesitaban una solución para romper aislamientos de barrios e impulsar a la vez el uso del tren como transporte interurbano y de cercanías. Cinturón Verde es un ambicioso proyecto que tras siete años de andadura está llegando a ser realidad, mejorando la imagen de amplias zonas de Oviedo y dándole a la ciudad unos nuevos valores añadidos en habitabilidad y funcionalidad. Si desde hace algún tiempo el viajero se sorprende del encanto y la apacibilidad de sus calles peatonales (eso sí, siempre acompañado de paraguas y chaqueta, al menos), ahora también los aficionados al ferrocarril o al urbanismo, tienen una excusa más para visitar esta pequeña pero elegante capital del Principado. Y nunca les faltará un culín de sidra para alegrarles el camino.

 
   << Volver al índice de artículos