Asociación Berciana de Amigos del Ferrocarril   

 
    << Volver al índice de artículos
   

   

 Restauración del edificio del Museo (BT Esp.Museo):

Daniel Pérez Lanuza

No disponemos de fotos digitalizadas sobre este artículo.

Las obras de construcción del museo se pueden dividir en dos partes, la marquesina y el edificio de la estación.

Marquesina:

El edificio de cemento y hierro, gris y rojo, se inició hace cuatro años. Su construcción fue algo lenta y por fin  en octubre de 1997 se consiguió terminar. Su techo rojo, de un material parecido a la uralita, produjo una  pequeña polémica ya que hubo gente que opinaba que estaría mejor con pizarra, aunque ya era tarde para cambiar el proyecto. La lonja mide 107 metros de longitud y 22,5 metros de ancho. Se sitúa encima de la  antigua playa de vías de la estación de la MSP. Se compone de tres cuerpos, uno central de planta  cuadrada con techo a cuatro aguas y dos partes en forma de marquesina. En su interior alberga cuatro vías de las cuales una es ancho Renfe (1.668 mm.) y las otras tres de vía métrica, distribuidas por parejas entre tres andenes.

Cuenta con puntos de agua y electricidad aproximadamente cada 10 metros y una abundante luz artificial a  base de fluorescentes. Tiene dos puertas en los laterales, otras dos en la parte delantera y cuatro grandes persianas rojas en la parte trasera para sacar y meter locomotoras. Las vías están montadas sobre traviesas de madera y no cuentan con topes en sus extremos.

El cerramiento de la lonja, provisionalmente, se ha realizado con paneles metálicos con agujeros cuadrados, en los que cabe una mano, y todos pintados de color rojo. Más adelante se colocará otro tipo de  cerramiento para que los elementos expuestos no sufran las inclemencias del tiempo ni se vean desde el  exterior.

La parte trasera de la lonja se ha reservado para las labores de restauración, estando colocada en estos  momentos la loc. Nº11 sin restaurar, así como dos vagones del correo. Para los pasos entre los andenes se han colocado cuatro pasarelas abatibles en la parte central, de las que una de ellas se puede abrir casi automáticamente mediante una pequeña grúa, para permitir el paso del tractor (Ver material) y su vagón. 

El material se organiza de la siguiente manera:

En la vía ancha se sitúan las locomotoras 51 y 55 (esta última sin restaurar), el vagón cafetería y otros vehículos mineros de ancho 60 cm., que comprenden una pequeña locomotora de vapor y dos vagonetas DIM. En la vía estrecha que se encuentra al lado de la ancha se colocan los vagones de mercancías que son una plataforma en la que se encuentra el simulador de conducción, un vagón de cola, un bordes medios y una tolva PK. En la siguiente vía, la otra pegada al andén central, están las locomotoras 14, 15, el tractor y un vagón particular, y por último, en la cuarta vía se encuentran las Nº 22, 4, 5 y 41. En la parte central de la marquesina se encuentra el CTC Ponferrada- León .

La estación:

La antigua estación de la MSP se comenzó a remodelar una vez acabada la marquesina y se terminó medio año antes de inaugurar el museo. Los primeros trabajos se centraron en sacar todos los muebles y papeles del interior para después tirar algunos tabiques, quitar todas las ventanas y levantar todo el suelo. Al intentar restaurar la estructura del techo se vio que estaba muy deteriorada y se decidió su completa  sustitución por una nueva estructura de metal. Así, la casa estuvo sin tejado durante cuatro meses. Las nuevas ventanas son de aluminio blanco y se respetan las formas de las antiguas. La nueva disposición queda así: En la planta baja se encuentran dos salas de exposiciones, la taquilla y tienda, un pequeño taller y los servicios.

Finalmente no se ha creado bar, que era uno de los equipamientos con el que se contó desde un principio. No obstante, este error queda solventado con el vagón restaurante.

En la tienda, con alguna variación, se vende lo siguiente:

Libros y CD`s sobre el ferrocarril, diversos títulos. Pin`s, gorras, llaveros, bolígrafos y camisetas del museo del ferrocarril, billetes sin usar del antiguo correo, colecciones hechas de billetes y una cosa que nos ha llamado la atención: Reproducciones a tamaño real de las placas de las locomotoras. Son originales y se hacen por encargo, suponemos que en Mecalper, para dar salida a los moldes que se utilizaron en la restauración. Están disponibles las de todas las locomotoras de la exposición y son las del PV, el número de locomotora, las placas del fabricante y el nombre. Según su tamaño, variará el precio, que en cualquiera de ellas es muy elevado y no baja de las 10.000 pesetas.

En el piso superior se  ubican una gran sala de exposiciones que ocupa la mitad de la planta, dos despachos, los servicios y una sala con documentos, papeles y libros a modo de biblioteca o archivo. Una de las paredes de la sala de exposiciones es la original de piedra del edificio, que se ha dejado recintada.

Uno de los descuidos, aunque voluntario, es el dejar al descubierto la zona de paso entre el edificio y la lonja, para molestia de los visitantes en caso de lluvia. Esta parte se ha vallado para evitar la entrada a los no visitantes. Toda la obra la ha ejecutado la empresa segoviana Volconsa, que para el edificio subcontrató a Detratec.

Agradecimientos a Juan, de esta última empresa, por las facilidades que nos dio para realizar este  artículo.

 
   << Volver al índice de artículos